FANDOM


<< Anterior cómic

Sonic the Hedgehog
#5

Siguiente cómic >>


Sonic the Hedgehog #5 es el cómic número 5 de la serie de cómics Sonic the Hedgehog publicada por IDW Publishing.

Solicitud oficial

Después de su última batalla con Sonic, el Dr. Eggman ha estado en silencio. Sus fuerzas Badnik siguen causando problemas, pero sin el espectáculo habitual del loco doctor. ¿Qué ha estado haciendo Eggman todo este tiempo? ¿Y qué le sucederá a Sonic cuando se entere?

Historias

El Destino del Dr. Eggman, Parte 1

Sinopsis

En una zona montañosa con árboles perenne y lazos de sacacorchos entrelazados hechos de piedra, Sonic the Hedgehog y Espio the Chameleon están ocupados luchando contra un enjambre de Badniks formado por Antons y Hoverbys que se acercan desde múltiples direcciones. El dúo pronto se encuentra rodeado, pero Sonic dice casualmente que se ha manejado cosas peores y que simplemente "tienen que entrar en el ritmo de las cosas". Al captar la deriva de Sonic, Espio lanza un kunai con una cuerda atada al camino del sacacorchos y agarra la mano de Sonic, lo que hace que giren alrededor del camino del sacacorchos a gran velocidad y eliminen a los Badniks que los tienen rodeados. Terminando la maniobra, Sonic le pregunta a Espio si el Chaotix ya ha localizado al Dr. Eggman. Sin embargo, antes de que Espio pueda responder, más Antons se acercan a ellos. Los dos héroes rápidamente destruyen a los Badniks y observan felices cómo los Flickies que estaban atrapados dentro de los Badniks se van volando.

Sonic agradece a Espio y señala que dado que los Badniks rebeldes se están organizando más, Eggman debe estar preparándose para algo grande. Espio, sin embargo, no cree que Eggman esté detrás de los ataques de Badniks. Curioso, Sonic le pregunta a Espio si han encontrado una pista, y Espio responde que han encontrado algo mejor. Explica que después de que los Chaotix fueran a Ciudad Imperial, solo para encontrar nada más que restos, fueron al último laboratorio conocido de Eggman. Allí, encontraron a Orbot y Cubot, quienes, a pesar de cooperar, no sabían nada sobre el paradero de Eggman. Además, la computadora de Eggman en el laboratorio no mostró planes de escape o tráfico personal, probablemente porque Eggman pensó que había ganado en su último encuentro. Espio luego explica que él y los Chaotix intentaron revisar las otras bases de Eggman, solo para encontrar problemas a cada paso, como serpientes gigantes en Mystic Jungle, a E-106 Eta y Badniks ocasionales. Con Espio terminando su historia mientras él y Sonic están en una góndola, Sonic comienza a preguntarse por qué Espio lo llamó si no encontraron a Eggman. Aclarándose la garganta, Espio le dice a Sonic que lo hicieron, de alguna manera, y le explica a un Sonic sorprendido que recibieron una pista anónima que los llevó a una aldea llamada Villa Molino a la que Espio estaba llevando a Sonic. Con esto, Sonic se dirige hacia el pueblo con Espio.

Sonic conoce al Sr. Hojalatero

Sonic conociendo al "Sr. Hojalatero".

Sonic pronto se encuentra en el pueblo idílico, para su propia sorpresa. Allí, se encuentra con Charmy Bee, quien le presenta a los niños del pueblo. El joven detective se da cuenta de que Sonic aún no ha conocido al "tipo grande" y vuela a buscarlo. Sin embargo, lo que trae Charmy, mientras Vector the Crocodile mira con escepticismo, es un alegre Eggman vestido con ropa de trabajo informal. Al conocer a Sonic, Eggman se presenta como "Señor Hojalatero" (como lo han llamado). Sonic, sin embargo, se burla del intento de Hojalatero de darle la mano, sin comprar lo que él cree que es un acto por parte del doctor. El Sr. Hojalatero, por otro lado, no sabe por qué se refiere a él como doctor, aunque admite que no recuerda mucho de nada (excepto cómo arreglar y construir cosas, según lo expresó Charmy). Sonic procede a preguntarle a Eggman sobre lo que sabe sobre las Chaos Emeralds, el Lost Hex, la Colonia Espacial ARK, y la Death Egg, pero ninguno de estos le parece familiar a Hojalatero. Vector luego le dice al Sr. Hojalatero que esto es solo un caso de identidad equivocada y le dice que regrese a su trabajo. Aunque el Sr. Hojalatero quiere ayudar, entiende y se despide con los niños.

Hablando en privado con los Chaotix, Espio señala que esto es lo que quiso decir cuando dijo que habían "encontrado" a Eggman. Sin embargo, Sonic todavía no está convencido, ya que Eggman ha realizado trucos similares antes. Vector señala que han estado investigando y observando a Eggman a fondo durante los últimos días y pueden confirmar que la amnesia de Eggman es legítima. Sin embargo, incluso con Eggman perdiendo sus recuerdos, Sonic recuerda sombríamente lo peligroso que puede ser el doctor, tanto para él como para planetas enteros, mientras recuerda varios incidentes con él. Con Eggman como está ahora, Vector no está seguro de qué hacer y se cuestiona si sería ético castigar a alguien por algo que no recuerda. Mientras Eggman trabaja en la reparación de los juguetes de los niños, Espio cree que Eggman debe ser llevado ante la justicia independientemente de los crímenes que ha cometido, pero Sonic le recuerda que realmente no pueden llamar al nuevo Eggman la misma persona que una vez conocieron.

El Anciano Scruffy, el gobernante de Villa Molino, luego aparece y dice que quiere que Sonic, como el héroe famoso, sea el juez de Eggman, aunque no sin escuchar lo que tiene que decir. Scruffy explica que Eggman apareció en su aldea un día sin previo aviso. Aunque no estaban seguros de cómo había sobrevivido Eggman, los aldeanos lo encarcelaron de inmediato. Al día siguiente, sin embargo, descubrieron que se había escapado de su celda, solo para reforzarla. Por lo tanto, los aldeanos pasaron los siguientes días interrogando y probando a Eggman, solo para que él no mostrara ningún rastro de sus formas malvadas. Finalmente, la aldea aceptó al nuevo y servicial Eggman, lo acogió y le cuidó las heridas. El Anciano Scruffy luego cuenta cómo Eggman retribuyó su amabilidad reparando todo lo que le trajeron, tanto grande como pequeño. Scruffy luego termina su historia con una apelación a Sonic: aunque Eggman ha hecho muchas cosas terribles que no se pueden deshacer, el Sr. Hojalatero ha demostrado ser una bendición para la aldea. Como tal, él quiere que Eggman sea libre para poder hacer algo bueno en lugar de pudrirse en una celda y no hacer nada.

Sintiéndose en conflicto después de escuchar la historia del Anciano Scruffy, Sonic no está seguro de qué hacer. Vector comenta que podrían quedarse y vigilar a Eggman, pero Sonic le dice que esto solo retrasará las cosas. Sin embargo, antes de que Sonic pueda darse cuenta de esto, un aldeano aterrorizado llega corriendo y grita que los Badniks están llegando desde el sur. Lanzando al Anciano Scruffy una mirada molesta, Sonic hace que los Chaotix manejen a los Badniks mientras le habla a Hojalatero. Sin embargo, cuando Sonic llega a la casa en la que se encuentra al nuevo Eggman, se encuentra con un doctor asustado que intenta construir una barricada para los niños de la aldea, a quienes trata de mantener la calma y seguridad. Luego le ruega a Sonic (cuyo nombre aún no ha escuchado) que lo ayude a defender la aldea, admitiendo con vergüenza que tiene demasiado miedo para luchar contra sí mismo. Al ver esto, Sonic le dice al "Sr. Hojalatero" que solo tiene que preocuparse por mantener a los niños a salvo mientras ayuda al Chaotix a destruir a los Badniks. Sonic se apresura a salir de la ciudad y se une a la lucha de Chaotix contra Hoverbys y Antons. Durante la pelea, Charmy ve un Flapper en medio de ellos y lo saca. En una base del Eggman Empire, la figura desconocida que controla a los Badniks se enoja con esto y se pregunta por qué Sonic y los Chaotix estaban allí. La figura también se pregunta si sus fuerzas se han topado con un asentamiento y si Sonic y sus aliados lo han descubierto.

De vuelta en el campo de batalla, Sonic y Chaotix destrozan a los Badniks restantes. Vector señala que era una fuerza de rescate bastante insignificante, solo para que Sonic lo corrigiera, afirmando que Eggman estaba aterrorizado por sus propios robots. Charmy luego comienza a burlarse de Vector sobre cómo le dijo que Eggman era un buen tipo ahora, lo que provocó una pelea entre los dos. Posteriormente, Espio le pregunta a Sonic qué pretende hacer ahora que Eggman es un hombre nuevo. Sonic sonríe, sabiendo exactamente qué hacer.

De vuelta en la aldea, Sonic le da la mano al Sr. Hojalatero y se disculpa por confundirlo con otra persona. Queriendo comenzar de nuevo también, Sonic se presenta a Hojalatero, quien lo acepta humildemente. El Sr. Hojalatero también espera que Sonic encuentre al que está buscando, ya que parece preocupante, pero Sonic le dice que no se preocupe, ya que cree que se ha ido para siempre. Vector luego le dice a Eggman que, como la Agencia de Detectives Chaotix, no dejarán un trabajo a medias, por lo que estarán atentos al doctor. Sin embargo, Vector también le dice a Hojalatero que puede quedarse en la aldea y le agradece por ayudar con su investigación. Terminando con una broma bien recibida, el Sr. Hojalatero agradece a Sonic por ayudar a la aldea. Sin embargo, justo cuando Sonic se prepara para irse, Hojalatero le dice que espera volver a visitarlo, ya que le encantaría mostrarle Eggman Land una vez que esté completo. Esta mención del parque temático personal de Eggman capta el interés de Sonic, quien comienza a cuestionar si la amnesia de Eggman es genuina o no. Sin embargo, antes de que alguien pueda hacer algo, Sonic, Hojalatero y el Chaotix notan a Shadow the Hedgehog y Rouge the Bat de pie en los tejados, y el primero afirma que destruirá a Eggman para asegurarse de que nunca amenazará al mundo con Eggman Land de nuevo.

Apariciones

Personajes
Localizaciones
Objetos
Vehículos
Otros

Curiosidades

Curiosidades

  • Los iconos de los nombres de los personajes que aparecen en este número están dibujados con el mismo estilo que el que se usó para el nombre de Sonic en su arte promocional de Sonic Adventure.
  • Este es el primer cómic de la serie de cómics de Sonic the Hedgehog en ser publicado en el horario mensual estándar de la serie, después de las publicaciones semanales de los primeros cuatro números.
  • Éste es el primer número de la serie de cómics de Sonic the Hedgehog en seguir la norma de tener solo tres portadas; Portadas A y B, más una sola portada de Incentivo Minorista.
  • Antes de que se publicaran las portadas A y B, las solicitudes originales incluyeron la portada de Kieran Gates como la portaba B y la de Jamal Peppers como la A y no al revés.
  • Jamal Peppers fue anunciado como el dibujante de este número.[1] Pero la edición final fue dibujada por Tracy Yardley en su lugar debido a que Jamal estaba demasiado ocupado con un proyecto diferente que duró demasiado tiempo. [2]
  • Esta es la tercera vez que Tracy Yardley es el dibujante de un quinto número de una serie de cómics de Sonic. Las otras dos veces fueron en Sonic X #5 y en Sonic Universe #5.
  • Esta es la única edición hasta ahora en la que la portada B no fue realizada por el mismo artista que los interiores (siendo realizada por Jamal Peppers en lugar de Tracy Yardley). Esto se debe probablemente al hecho de que, en el momento en que se hicieron las portadas y las solicitudes, se programó que Jamal hiciera los interiores para este número.

Galería

Portadas


Antiguas portadas


Páginas

Arte de Portada

Referencias

Plantillas

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.