Fiona Fox (nacida en 3221) es un personaje exclusivo para la serie de cómics Sonic the Hedgehog y sus spin-offs en Archie Comics. Fue una de las muchas víctimas del ascenso al poder del Dr. Ivo Robotnik. Desde niña fue dejada en la cárcel, abandonada por Sonic the Hedgehog y los otros Freedom Fighters, y como resultado tomó rencor en contra de ellos, por lo que con el tiempo desarrolló rasgos más oscuros de su personalidad. Al escapar, Fiona llevó una vida de caza tesoros y cometió delitos menores, hasta que, tras la aparente muerte de Sonic, ella intentó comenzar una nueva vida uniéndose a los Knothole Freedom Fighters, e incluso comenzó una relación con Sonic tras su regreso desde el espacio. Con el tiempo, sin embargo, Fiona gravitó de regreso hacia sus viejas costumbres, y finalmente decidió que prefería estar en el lado oscuro de la vida. Con este fin, Fiona se enamoró de la contraparte Anti-Mobius de Sonic, Scourge the Hedgehog, convirtiéndose en su novia, y más tarde, siendo la Reina de Moebius después de que Scourge tomara el trono. También se convirtió en miembro del Suppression Squad. Sin embargo, a raíz de que los demás miembros del Suppression Squad traicionaron a Scourge y a Fiona, Scourge fue enviado de vuelta a su planeta de origen, Fiona huyó de la Freedom HQ, aunque su lealtad a Scourge se mantuvo.

Apariencia

Al principio, Fiona tenía pelaje marrón y cabello castaño en donde siempre mantuvo un moño amarillo. Ella también solía llevar botas de color amarillo con un cinturón que tenía una daga en su funda. El diseño de Fiona luego cambió, teniendo su cabello marrón más largo que en su primer diseño, pero mantuvo su moño amarillo. También dejó de llevar las botas amarillas y el cinturón con la daga, cambiando a llevar un traje cremallera de color amarillo que tenía una raya blanca en el medio, un cuello de manguito gris, y agujeros en las partes de la pierna y los brazos. Las zapatillas de deporte de Fiona también tenían un diseño blanco en los dedos de los pies. Esta vestimenta apareció por última vez en el #172.

En cuanto a su diseño actual, Fiona se ve mucho más diferente de lo que era antes: es más alta y más delgada, su cabello es de color rojo y tiene un hocico amarillo. Su cabello es más largo, más grueso y un poco más puntiagudo. Al igual que con su anterior cambio de diseño, ella aún conserva su moño amarillo. Fiona también ahora lleva un top negro, guantes negros sin dedos hasta el codo, un cinturón de broches con una hebilla, y pantalones delgados negros que tienen zapatos grises acolchados unidos a ellos. Durante su tiempo en la Zone Jail, Fiona llevaba un top naranja, con cuello, botones en la parte superior atada justo por encima de su vientre, y holgada a juego con pantalones de color naranja. Ella todavía luce los mismos guantes negros, zapatos negros y el mismo moño amarillo. Cuando ella y Scourge escaparon, llevaba su negra y flameada chaqueta de cuero rasgada, al igual que sus gafas de sol.

Historia

Encarcelamiento

Cuando era niña, Fiona fue una de los muchos Mobians capturados para servir en los campamentos mineros del Dr. Ivo Robotnik. No mucho tiempo después de llegar, ella y sus compañeros internos Mighty y Ray provocaron una rebelión que fue sofocada rápidamente por los robots que custodiaban el campamento. Mientras Mighty y Ray estaban encerrados en aislamiento, Fiona fue llevada para otro propósito. No mucho tiempo después, un joven Sonic the Hedgehog (quien estaba investigando el campo como una de sus primeras misiones de Freedom Fighter) llegó y liberó a Mighty y a Ray.

Los tres luego salieron en un intento para rescatar a Fiona, pero al final no pudieron liberarla. Debido a la misteriosa desaparición de Ray, Mighty se volvió loco y comenzó a destrozar las instalaciones, obligando a Robotnik abandonar el lugar. Fiona fue llevada lejos por Robotnik cuando este huyó y se trasladó a una nueva instalación construida exactamente igual a la anterior. Una vez allí, ella fue utilizada como base para una de las muchas réplicas robóticas de Robotnik, diseñadas para infiltrarse en los Freedom Fighters. Poco después de crear el duplicado robótico de Fiona, Robotnik la dejó abandonada en una celda de la prisión.

Escape de prisión y vida como cazadora de tesoros

Después de un largo período de encarcelamiento, Fiona se dio cuenta de que, como cuando estaba en el laboratorio, nadie podría rescatarla, y por lo tanto tomó la determinación de hacerlo por sí misma. A través de largos y penosos intentos, logró excavar un túnel de escape desde su celda, hasta alcanzar la libertad afuera. La primera persona que se encontró fue Nic the Weasel, una cazadora de recompensas en una misión de búsqueda de tesoros.

Fiona y Nic se involucraron en búsqueda de tesoros y robos, que pronto resultó en una rivalidad con Rouge the Bat. Las dos más tarde se unieron a Bean y Bark, los cuales sufrieron una derrota en los torneos clandestinos de combate gracias a Rouge. Eventualmente, ella y Nic regresaron al campamento minero para ver si podían encontrar más Power Gems; por desgracia, la puerta del laboratorio estaba cerrada y no podían abrirla.

Fiona permaneció un tanto amargada por su pasado encuentro con Sonic y Mighty. Esto se hizo evidente después de que Nic decidió obtener asistencia de Mighty para obtener acceso al laboratorio, Fiona explicó que se sentía abandonada por los dos. Al explorar el campo, descubrieron varias réplicas robóticas no utilizadas de los Freedom Fighters. Finalmente llegaron a la puerta, y Mighty la abrió de manera forzada. En su interior descubrieron una Power Gem, y a Ray, que al parecer había sido atrapado por la gema en una especie de animación suspendida. Para su pesar, Nic destruyó la gema con el fin de liberar a Ray.

Freedom Fighter

Algún tiempo después de la aparente muerte de Sonic por el Quantum Dial, Fiona se unió a los Freedom Fighters. En el grupo actuó en calidad de general, mostrando habilidades de computadora y habilidades médicas. Luego del regreso de Sonic desde el espacio, Fiona acompañó al equipo especial de los Freedom Fighters enviado al antiguo Megaopolis para evitar que Eggman lanzará misiles nucleares en Station Square y Knothole. A bordo de la FFS-M2, Fiona le preguntó a Rotor si todos deberían tener trajes espaciales, ya que la nave voló a la atmósfera externa de Mobius. Más tarde, ella le brindó atención médica a Sonic, que había sido herido por la "hija" robot de Eggman, Mecha. Fiona fue también quien le explicó a Sonic que Antoine y Bunnie habían roto su relación mientras él estaba en el espacio.

Fiona acompañó a los Freedom Fighters durante su misión en un antiguo laboratorio para descubrir la causa de las graves actividades sísmicas. Ella dejó brevemente el grupo en un intento de calentar los alambres del sistema del laboratorio, sin embargo, debido a sus autodefensas, no pudo. En un momento dado, Fiona, Rotor y Bunnie habían sido electrocutados por los sistemas de defensa del laboratorio, pero fueron salvados a tiempo por Tommy Turtle. Después, Fiona descubrió un rifle fuertemente poderoso, pero fue informada por Rotor de que los Freedom Fighters nunca recurrían a armas similares a pistolas.

Fiona acompañó a los Freedom Fighters a Nanite City para rescatar a Bunnie. Estaba preocupada por tener que trabajar con Snively para evitar que los nanos se propagaran. Durante un período de descanso, Fiona explicó que tenía un largo resentimiento hacia Sonic debido a que, aparentemente, la abandonó en el campo de prisioneros, pero que después de ver sus esfuerzos desinteresados luchando contra el Quantum Dial, desarrolló un sentido de respeto por él, y se dio cuenta de que Sonic no la hubiese dejado deliberadamente atrás durante todos esos años. Después de esto, ella ayudó a los Freedom Fighters para defender a Mina Mongoose de una serie de bombas que atacaban su concierto, y estuvo presente en el examen de cerebros hecho por los recién descubiertos nanos.

Después de esto, Fiona y Sonic comenzaron una relación. Los dos fueron descubiertos en secreto coqueteando detrás de un arbusto por Tails. Fiona le explicó al zorro que no sentía ninguna conexión romántica con él como lo hacía con Sonic, Tails se fue furioso. El mismo día, Sonic logró impedir que Anti Antoine matara al Príncipe Elias y, después de enviarlo de regreso a Anti-Mobius, Fiona y Sonic oficialmente comenzaron a salir.

Cuando Bean y Bark atacaron Freedom HQ, era obvio que conocían a Fiona y, por ellos, sombras de su pasado se dieron a conocer. A pesar de su ayuda para detener el ataque, semillas de dudas sobre ella se plantaron en las mentes de los Freedom Fighters. Cuando los Chaotix necesitaban información sobre Rouge, Fiona explicó sus encuentros pasados ​​con la murciélaga, al igual que su participación anterior en diferentes crímenes. Sonic continuó apoyando a Fiona, pero con el tiempo se hizo cada vez más evidente que algo estaba pasando, ya que Fiona desarrolló una tendencia a desaparecer y a saltarse misiones.

Traición

Durante el tiempo en que Rouge estaba en Knothole, Sleuth Dawg apareció, en busca de ella en nombre del Dr. Finitevus. Como resultado, sostuvo a Tails y a Fiona como rehenes mientras que Sonic luchaba contra Scourge the Hedgehog. Durante todo esto, Fiona trataba a Sleuth como un traidor, pero él le respondió que ella también era traidora. Scourge se burló de Sonic por estar saliendo con "su" novia. Sleuth reveló que solo dejaría a Rouge en paz si el Warp Ring que había robado fuese devuelto. Sonic devolvió el anillo; sin embargo, se hizo evidente debido a la conversación Sleuth y Fiona, Tails había descubierto un secreto horrible. A causa de sus sentimientos conflictivos por Fiona y Sonic, el zorro no le dijo a este último lo que había escuchado.

Finalmente, la culpa de Tails fue demasiada y se lo confió a Amy Rose; Fiona había estado engañando a Sonic con Scourge (la contraparte malvada de Sonic de una dimensión alternativa) durante el transcurso de toda su relación. Amy, enfurecida de que alguien traicionara el corazón de Sonic, buscó y atacó a Fiona con su martillo. Mientras esquivaba los golpes, Fiona fingió confusión, aunque deslizó brevemente una sonrisa satisfecha y le dijo a Amy que nadie le creería de todos modos. Para sorpresa de ambas, Sonic casualmente estaba escuchando y le dijo a Fiona que quería hablar con ella. Mientras caminaban, él le confrontó sobre sus mentiras y desapariciones. Ella se indignó, pero Scourge apareció, explicándolo todo; Fiona estaba enamorada del malvado erizo. Cuando Evil Sonic (antes de llamarse Scourge) se había infiltrado en Knothole Village y fingido ser Sonic para coquetear con varias de las chicas allí, incluyendo a Fiona. Fiona, al darse cuenta de que ella se había enamorado de una falsificación, trató de encontrar la misma atracción en el verdadero Sonic y así comenzó a salir con él. Por desgracia, lo encontró demasiado "blando" para su gusto, ella prefería el lado oscuro de Scourge, y comenzó a tener encuentros con él.

Finalmente expuesta, decidió que ya no le interesaba seguir con la farsa o actuar como una Freedom Fighter, sino que quería irse con Scourge. Tails pronto intervino, rogándole que no lo hiciera y apelando que tenía una naturaleza buena. Ella gentilmente le dijo que a pesar de su inteligencia, no se dio cuenta de una cosa; "no se puede confiar en nadie". A continuación, le dio una bofetada en la cara. Sonic, enfurecido por su crueldad, protestó. Como respuesta, Fiona hizo referencia al abandono que sufrió por parte de él, de vuelta en el campamento minero, como un ejemplo. Poco después, ella y Scourge escaparon a través de un Warp Ring.

Trabajando para el Dr. Finitevus

Fiona volvió a aparecer mucho tiempo después, luciendo un nuevo aspecto y asumiendo un papel como uno de los agentes del Dr. Finitevus. Junto a Scourge, ella llegó con malas noticias para él: no sólo el Régimen Dingo decidió atacar Echidnaopolis, sino que las facciones en guerra de la Dark Legion bajo el mandato de Lien-Da y Remington habían dejado de lado el conflicto para detener los planes de Finitevus sobre resucitar a Enerjak, el archienemigo de Knuckles the Echidna. Cuando Finitevus se fue para completar su trabajo, Scourge se sentó a descansar, mientras que Fiona se encontraba enfadada ante la situación, claramente disgustada con el equidna albino tanto como lo estuvo Rouge en su breve tiempo de servicio al doctor. Ella no tuvo mucho tiempo para quejarse, pues el nuevo Enerjak hizo su imponente debut justo delante de ella y Scourge. Fiona jugó un papel en la recreación de su impresionante regreso, ya que ella y Scourge habían trabajado con los otros Destructix para noquear a Knuckles cuando él regresó a Angel Island, y se lo entregaron al Dr. Finitevus cuyos planes de crear a un nuevo Enerjak utilizando al mayor enemigo del original, finalmente se lograron.

Mientras Enerjak comenzaba su campaña en contra de los elementos de Mobius que había decidido eliminar, Fiona y los otros Destructix fueron enviados por el Dr. Finitevus para guardar un arma que había sido construida por la Hermandad de los Guardianes como medida de precaución en caso del retorno de Enerjak. Ella y sus aliados pronto se verían obligados a defender dicha arma de Locke (el padre de Knuckles), Sonic, y Julie-Su. Aunque la batalla fue intensa, se convirtió en una oportunidad de que Fiona señalara que Sonic y sus aliados los habían derrotado a menudo por la superioridad numérica o porque sus enemigos habían sido ordenados a retirarse, todo terminó abruptamente cuando Sonic destruyó el arma y los Destructix se fueron, dejándolos inseguros de qué hacer a continuación. En el comienzo de la batalla entre Super Sonic y Enerjak, Fiona dejó Mobius en compañía de Scourge, ya que el erizo verde se dispuso a encontrarse a sí mismo, mientras que los Destructix huyeron a través de un Warp Ring diferente.

El Suppression Squad

El Warp Ring llevó a la pareja directo a Moebius, en donde Scourge procedió a invadir su planeta natal, decidido a recrearlo y diferenciarlo del original Mobius Prime. Scourge hizo a Fiona su reina y la segunda al mando del Suppression Squad después de conquistar el planeta. Fiona hizo bien sus deberes, sólo siendo cuestionada por la Princesa Alicia, que era la heredera original al trono antes de que Scourge tomara el control. Bajo la supervisión de Fiona, el grupo reparó un par de Globe Posts robados y los usaron para lanzar una invasión exitosa a Freedom HQ.

Sonic regresó durante las emboscadas del Suppression Squad a los Freedom Fighters, pero fue bloqueado por Fiona. En ese momento, ella afirmó que había sido traicionada una y otra vez, y que por eso no podía depender o confiar en nadie. Sonic entonces señaló que ella estaba rompiendo esa regla al estar con Scourge, sugiriendo que a Fiona en realidad le importaba el erizo verde, haciéndola llorar. Furiosa, ella le gritó que no era así, pero Sonic simplemente le dijo: "sigue diciéndote eso".

Después de que Scourge fuera traicionado y lanzado de vuelta a Moebius por el Suppression Squad, Fiona huyó de la escena. Scourge más tarde le preguntó a Patch si ella estaba con ellos cuando llegaron a Moebius. Al ver que no era así, afirmó que ella era más inteligente que el escuadrón, pues salió corriendo "cuando las cosas iban bien".

Reincorporándose con los Destructix y Viaje al Este

Fiona apareció más adelante con ideas personales. Decidió reunir a algunos de los Destructix en el Bottom of the Barrel Bar 'n' Grill, pero sólo encontró que estaban Sergeant Simian, Predator Hawk y Flying Frog. Drago Wolf había dejado el grupo para reunirse con el Imperio Eggman, mientras que Sleuth entregó el liderazgo a Fiona a fin de preservar sus propios intereses. El trío finalmente accedió a servirle, pero sólo si ella les ayudaba a recuperar su compañero de mucho valor, Lightning Lynx, quien se había ido al ser llamado de vuelta de su exilio por Conquering Storm y ahora residía de nuevo en el Dragon Kingdom.

Los cuatro se dispusieron a viajar al Dragon Kingdom, donde Fiona enfrentó a Sonic y Tails en un bosque de bambú como parte de una trampa, mientras ellos esperaban a que Monkey Khan y Sally terminaran de hablar con Lord Yagyu. Ella vagamente mencionó que había estado muy ocupada desde su último encuentro y dijo que huyó de la batalla anterior "cuando las cosas iban bien". Después del "jugar a ser perseguidos", Fiona y los Destructix restantes les pidieron a Sonic, Tails, Monkey Khan, y Sally que los ayudaran a traer a Lightning Lynx de vuelta. Para asegurarse de que Tails se uniera, ella comenzó a jugar con las emociones del jovén zorro, por lo que Sally se enfadó y le dio un puñetazo en el estómago. Sin embargo, a regañadientes, los combatientes de la libertad se unieron a ellos, pues también debían ir a reunirse con el Raiju Clan. Después de que Sonic derrotó a Lightning Lynx en una pelea, el lince fue desterrado de nuevo. Deseosa de ganar su lealtad, Fiona le prometió que sus planes harían pagar a todas las personas que le habían injuriado, por lo cual él se reincorporó a los Destructix, al mismo tiempo el Raiju Clan rompió sus vínculos con el Iron Dominion

Huyendo de la cárcel

En un intento de liberar a Scourge de la Zone Jail en la No Zone, Fiona fue con los Destructix para deliberadamente cometer actos de vandalismo y luchar contra los Zone Cops en el Cosmic Interstate. Para obtener resultados, se dejaron capturar y Fiona finalmente se encontró con Scourge, quien no podía usar sus habilidades debido a un Control Collar alrededor de su cuello. Scourge parecía frustrado por la idea de ir con ellos y se mostró reacio a utilizar su asistencia, pero Fiona persuadió a Scourge de que convenciera a los Destructix que podrían tener venganza contra sus antiguos enemigos/aliados.

Para lograr este plan, Fiona y el resto de los presos de la Zone Jail provocaron una ruptura de la cárcel, pero sólo Scourge, el resto de los Destructix, y ella lograron escapar a través de un Warp Ring. Ahora planificaban ayudar al Doctor Finitevus en algún tipo de plan en Moebius.

Personalidad

Fiona es una luchadora determinada, deseosa de oponerse al mal desde su captura a manos de Robotnik. Algo orgullosa, ella tiende a guardar rencor, como contra Rouge the Bat (quien la derrotó junto a los demás miembros de la pandilla de Nic en un torneo de lucha ilegal), Sonic y Mighty the Armadillo por no salvarla al ser capturada por Robotnik cuando era niña. Ella tiene un leve historial de actividad ilegal, incluyendo robo. También es muy inteligente, y posee una memoria aguda. Sin embargo, es claramente reacia a hablar de su pasado. Más tarde se reveló que eligió seguir un camino más oscuro en su vida (probablemente debido a su pasado) y desarrolló una relación con Scourge, prefiriendo la versión "malvada" del Sonic original, debido a que ella consideraba que el erizo azul era demasiado bueno. Se sabe que tiene habilidades en gimnasia, debido a que una vez realizó una voltereta hacia atrás desde un árbol de bambú.

Relaciones

Cuando la Fiona real se unió a los Freedom Fighters, Tails comenzó a tener problemas emocionales, ya que todavía tenía sentimientos por la Fiona robot que él había conocido. Este problema llegó a un punto crítico cuando Tails vio a Fiona y Sonic aparentemente abrazándose tras unos arbustos, haciendo que Tails se sintiera traicionado y confundido. Fiona trató de explicarle a Tails que la robot de la que él se había enamorado estaba basada en ella cuando era mucho más joven. Aunque a ella le gustaba Tails como un amigo, Fiona tenía quince años mientras que él sólo tenía once años, y ella no compartía su apego romántico.

La ira resultante de Tails más tarde se reveló ser infundada, ya que a Fiona nunca le importó Sonic. Sus sentimientos eran para Scourge the Hedgehog, con quien aparentemente ella estableció una relación cuando él se hizo pasar por Sonic. Al enterarse sobre la verdad de su identidad, ella trató de encontrar los mismos sentimientos con el verdadero Sonic, pero las diferencias entre los dos eran demasiado grandes y Fiona siguió enamorada de Scourge. Por su parte, Scourge se sintió atraído por Fiona porque, a diferencia de las mujeres con las que él había establecido relaciones en su propia dimensión, quienes eran villanas desde el principio, ella optó por seguir el camino criminal a pesar de ser inherentemente una persona buena.

Curiosidades

  • La relación de Fiona con Scourge puede ser vista como el equivalente malvado a la relación de Sonic y Sally.
  • Fiona Fox es uno de los pocos personajes en debilitar la amistad de Sonic y Tails.
  • No se sabe cómo fue posible para Fiona cambiar tanto su apariencia (ella solía ser un poco más corta de estatura y menos delgada y tenía un muy diferente estilo de cabello).
  • Los ojos de Fiona son a menudo decolorados para ser de color gris.
  • El estilo de cabello de Fiona se parece al de Sally Acorn, sólo un poco más largo.
  • Fiona dijo que el robot basado de ella tenía la edad de Tails. Tails tiene 10, por lo tanto ella tenía 10 años cuando fue capturada.
  • Fiona solo ha mencionado a su familia dos veces dentro de la serie.

Galería

Artwork

Imágenes

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.